Mis lecturas actuales y Barra de menú




viernes, 23 de febrero de 2018

RESEÑA Nosotros Después de las Doce




Autora: Laia Soler
Editorial: Puck Ediciones, 2016
Rústica con solapas, 320 págs.
Autoconclusivo
Género: Juvenil, Romántica, Realismo mágico, Contemporánea,
Si pudieras borrar de tu mente los recuerdos que te hacen sufrir, las traiciones,
las pérdidas y los desengaños...
Si pudieras convertir tu mente en un mural en blanco donde volver a pintar tu vida, ¿lo harías?
Aurora vive en Valira, un pequeño pueblo situado entre montañas. No cree en los cuentos de hadas, pero sí en la magia. Al fin y al cabo, Valira debe su nombre a una reina feérica. Dice la leyenda que la sangre de las hadas aún corre por las venas de sus habitantes, que el pozo del pueblo alberga el espíritu de la reina y que el antiguo carrusel de la plaza posee poderes extraños. No, en Valira nadie se atrevería a negar la existencia de la magia.
La víspera de San Juan, la noche más mágica del año, la mejor amiga de Aurora, Erin, regresa al pueblo después de dos años viviendo en la gran ciudad. Y con ella vuelve Teo, su hermano gemelo, cuya presencia Aurora prefiere evitar. Pero la mirada de Teo no es tal como ella la recordaba, ni su pelo, ni su sonrisa. Y cuando el más poderoso de los sentimientos asoma entre los dos, Aurora empezará a dudar de si acaso estará viviendo la segunda parte de una historia de amor olvidada o... no.
Con una voz potente, actual y profundamente evocadora, Laia Soler teje una historia salpicada de magia que nos arrastra por las turbulentas aguas de la memoria, el dolor y el amor para reflexionar sobre todo aquello que nos une, nos separa y nos hace crecer como personas.
Esta se novela se convierte en mi tercera incursión en el trabajo de Laia Soler, a quién ya conocía por Los días que nos separan (de mis libros favoritos) y Heima es hogar en islandés, que quizás os suene por la preciosa portada que tiene. Ninguna de las dos están reseñadas en el blog porque las leí antes de abrirlo pero como sabía que no iban a ser las únicas que leería de esta autora, no me importó esperar a leer Nosotros después de las doce para mostraros mis impresiones con esta autora nacional. Si sois de los que ya habéis leído algo suyo, sabréis que se trata de una autora con experiencia en escribir dentro del subgénero conocido como “realismo mágico”, un término que para mí era completamente desconocido antes de leer sus novelas. Y si no sabéis de qué os estoy hablando, con esta opinión personal podréis comprenderlo mejor.
La historia se centra en Aurora, una chica que vive en un pueblito de montaña llamado Valira (hasta el nombre es mágico) y cuya vida ha dado un giro lento pero inexorable en los últimos dos años. Ahora, a punto de tener que decidir qué hacer cuando termine el instituto, se empieza a dar lo que hay en su vida y de lo que falta. Así, con la vuelta al pueblo de su mejor amiga Erin, se da cuenta de lo mucho que la ha echado de menos; con la vuelta del hermano de Erin, Teo, se da cuenta de lo cerrado que tiene el corazón; y con las continuas recaídas de la salud de su abuelo, se da cuenta de que no estará siempre. Estas tres personas son los tres ejes alrededor de los cuales gira Aurora. Pero hablando de girar, ahora viene la parte mágica de la novela, y es que en Valira hay un tiovivo que cuenta con un caballito muy especial de cuya existencia sólo conoce Aurora gracias a las historias que le contaba su abuelo de pequeña. Ella nunca ha creído en los cuentos de hadas y es muy pesimista en lo que se refiere a los finales felices porque está comprobado que no existen en la realidad, pero la magia sí, y ese tiovivo lo demuestra.
El resto de personajes se mueve un poco alrededor de Aurora, que obviamente es a quien mejor conocemos (aunque por si no lo sabéis, este mes se publica Tú y yo después del invierno, el spin-off con la historia de Erin, que en esta novela es una secundaria). También Teo queda bastante bien retratado pero sin embargo, no he sabido interpretarlo muy bien en muchas ocasiones porque entre los dobles sentidos y esa personalidad tan ambigua, a veces no sabía exactamente qué quería transmitir. Aunque creo que Teo es así totalmente a conciencia de la autora, porque hasta la pobre Aurora está despistada con este chico durante toda la novela, así que supongo que no me puedo quejar. El resto de amigos y amigas, sin contar a Erin, están completamente fundidos y fusionados en un homogéneo grupo, de modo que yo apenas los he distinguido como individuos ni falta que ha hecho porque simplemente cumplen la función de ser los amigos habituales de Aurora y poco más, aunque tengan alguna pincelada de trama secundaria para alguno de ellos.
Respecto a la parte romántica de la historia, sí, me ha convencido. Es real, pausada y muy emotiva en los momentos clave. También sé que esto se debe a la propia personalidad de Aurora, porque de haber sido de otra manera creo que se me habría hecho demasiado empalagosa y no ha sido así porque la protagonista es una chica con una coraza que hace que el dulce Teo choque una y otra vez contra su muro. Las reflexiones que tienen en todas sus conversaciones nos dejan pensando durante un rato y no podemos evitar pensar en la razón que tienen, en parte, cada uno con su propia perspectiva. Además, el ambiente bucólico que despliega toda la novela, invita aún más a meternos en esas escenas con un toque encantador: un pueblo entre montañas, un campamento de caravanas, ferias nocturnas, excursiones por el campo, una pastelería familiar… Todos son elementos muy sutiles que sin darnos cuenta, nos forman una apacible estampa mental en la que se desarrolla el torbellino de sentimientos que hay dentro de Aurora.
Con una historia muy sencilla, Nosotros después de las doce es una novela sobre las relaciones personales, bien de amistad, bien de amor o simplemente de las relaciones familiares y todos sus complejos matices, porque ninguna relación es igual a otra. Así que la trama es simplemente un camino para mostrarnos una historia de segundas (o terceras oportunidades), de la importancia de cometer errores y aprender de ellos, porque llega a tocar temas bastante serios desde una perspectiva muy personal al estar narrado con la voz en primera persona de Aurora. Si habéis tenido la suerte de leer alguna otra novela de Laia Soler, seguro que no os estoy diciendo nada nuevo cuando os aseguro que la madurez con la que escribe esta joven autora es tan admirable como maravillosa. Es verdad que la novela está dirigida a un público juvenil por la edad de los personajes y por el tipo de cosas que les ocurren, y por eso en parte es más fácil que conecte con jóvenes lectores, pero igualmente es una novela que no tiene edad precisamente por su prosa. Ya quisieran muchas novelas para adultos transmitir los sentimientos y las emociones de la manera en que lo hace Nosotros después de las doce.
Al terminar de leer estaba tan cargada de emociones que he tenido que dejar unos días para sopesar si algo me había fallado y aunque no lo he encontrado, sí que es verdad que no he podido evitar compararla con sus anteriores novelas, que a título personal, me gustaron más únicamente por las tramas más complicadas que presentaban. En este caso, tiene aspectos interesantes con los que se seguro que más de un@ se sentirá identificado, como por ejemplo las pandillas de verano en el pueblo y los reencuentros con esos amigos que sólo vemos unos meses al año, o la relación con esos abuelos huraños que en el fondo son trozos de pan, o incluso ese año previo antes de decidir qué hacer con nuestras vidas teniendo que elegir una carrera sin saber si lo hacemos porque nos gusta o porque es lo que se espera de nosotr@s. Desde luego, con el ingrediente mágico que ha añadido la autora, esta novela adquiere un tono de cuento con su propia moraleja que todos deberíamos tener en cuenta.
En definitiva, es una novela muy realista pese a esos toques mágicos que están presentes en toda la historia. Como veis, más allá de la parte romántica y mágica, hay temas muy actuales que hacen que esta novela sea una opción cautivadora para quienes disfrutéis de historias sencillas, cargadas de emociones, con una ambientación preciosa y llenas de reflexiones que a pesar del género, la acercan más a la realidad que a la ficción. Lo tengo claro desde hace varios años, Laia Soler es una joven promesa del panorama juvenil nacional y aunque ya lo haya dicho, me arriesgaré a repetirme: si no habéis leído todavía a esta autora, esta es una buena ocasión para planteároslo y descubrir la calidad que hay detrás de esta bonita portada.




¿Habéis leído esta o alguna novela de la autora?
¿Os gusta el realismo mágico?

lunes, 19 de febrero de 2018

RESEÑA Los Silenciosos




Autora: Richelle Mead

Título Original: Soundless

Editorial: Del Nuevo Extremo, 2016

Traducción: Nora Escoms

Rústica con solapas, 272 págs.

Autoconclusivo

Género: Fantasía, Aventura, Juvenil


"EN UN PUEBLO SIN SONIDOS. . .

UNA CHICA OYE UNA LLAMADA A LA ACCIÓN. . .

Y DESPIERTA UN PODER QUE SALVARÁ A SU PUEBLO.

Desde que Fei puede recordar, en su pueblo nadie puede oír. El terreno rocoso y los aludes frecuentes hacen que sea imposible abandonar el pueblo, por lo que Fei y su gente están a merced de una cuerda con la que se izan los alimentos por los traicioneros acantilados desde Beiguo, un reino lejano y misterioso.
Cuando los habitantes del pueblo empiezan a perder la vista, disminuye la cantidad de comida que llega por la línea. Muchos pasan hambre. Fei y todos sus seres queridos caen en una crisis, sin nada que esperar más que oscuridad e inanición.

Hasta que una noche, un sonido desgarrador despierta a Fei. El oído se convierte en su arma."


Quizás el nombre de esta autora os suene por su saga más famosa, porque Richelle Mead es la creadora de Vampire Academy. Hace años que leí esta serie de libros y guardo muy buen recuerdo, pero tampoco supuso lo mejor de lo mejor más allá de entretenerme durante unos años. Por el contrario, no sabía nada acerca de Los silenciosos, ni siquiera sabía en qué género me estaba metiendo al empezar pero tenía confianza en la autora. Supongo que el hecho de haber ido sin ningún tipo de expectativa ha ayudado bastante a que me haya gustado más de lo que me esperaba.

Para empezar, Los silenciosos no es una historia fantástica de las típicas. No es un mundo fantástico y apenas sabemos dónde está situada, únicamente podemos hacernos una idea general de que se trata de algún sitio de ambientación asiática por los nombres, el vestuario y quizás algunas costumbres como las reverencias a modo de saludo respetuoso, pero poco más. Tampoco es que sea necesario y la autora se limita a decirnos que el reino en el que nos encontramos se llama Beiguo, pero ni sabemos el nombre del pueblo principal ni el de los de alrededor. Sí que hay algunas historias de cultura oriental (supongo que inventadas de la imaginación de Richelle Mead) y en sí la propia novela recuerda a una leyenda asiática que cuente una historia mítica pero sin dar mayores explicaciones, como ocurre en los mitos clásicos. Puede que sea mejor advertir de esto por si alguien al leerlo está esperando la construcción de un mundo y le mueve la curiosidad de saber más acerca de lo que ha creado la autora.

En esta novela directamente no hay worldbuilding. No sabemos gran cosa del mundo en el que estamos ni la autora le concede ninguna importancia ya que centra toda la trama en el hecho de que el pueblo de la protagonista, Fei, está aislado literalmente en la cima de una montaña muy escarpada sin accesos de ningún tipo. Hace generaciones que su gente ha perdido el sentido del oído y Fei comienza a sospechar que también van a perder la vista cuando su hermana Zhang Jing empieza a tener problemas de visión. Desesperados por la escasez de alimentos en el pueblo, dependen completamente de la persona que les envía la comida a través de una cestilla con una polea desde el pie de la montaña y con la que sólo mantienen contacto a través de notas escritas. Como pago por la comida, tienen que explotar la mina de plata que está costando la vida a muchas personas porque no consiguen suficiente mineral para intercambiarlo por comida para todos. Toda la historia gira en torno a esta idea tan simple y por eso Richelle Mead no se molesta en darle mayor profundidad ni contexto pero tampoco hace falta más para lograr una novela entretenida y centrada en ese misterio de por qué perdieron la audición y en el viaje que emprende Fei para salvar a su pueblo de la hambruna, la injusticia y el aislamiento.

Así que como digo no es una historia de fantasía al uso porque no hay magia ni poderes, y sólo en el mismísimo final de la novela podemos ver el por qué de este calificativo al libro. Pero a cambio tenemos un viaje con pequeños misterios, con situaciones de supervivencia en las que conocemos muy bien los pensamientos y los sentimientos de Fei. La protagonista es una chica con ciertos privilegios en el pueblo porque tiene gran talento para dibujar y pintar y los artistas están en lo alto del rango social porque se dedican a perpetuar los acontecimientos en sus obras. Sin embargo, para conseguir esa vida acomodada para ella y su hermana Zhang Jing, Fei tuvo que renunciar hace años a lo único que le importaba más que su propia familia: Li Wei, un minero valiente, con sentido de la justicia y su mejor amigo de la infancia. Los mineros, en la base de la escala social, jamás pueden aspirar a relacionarse con los artistas como Fei así que la relación se rompe y no es hasta ahora, cuando tienen que trabajar mano a mano para sobrevivir al preligroso viaje de descenso de la montaña, cuando vuelven a retomar lo que sentían hacía años. En mi opinión, una relación muy bonita y pausada que queda muy natural y en armonía con el resto de la historia.

Otro aspecto que debo advertir es que tampoco se trata de la típica novela en cuanto a recursos literarios. Para empezar, no hay diálogos como estamos acostumbrados a ver en los libros por razones obvias. Al no poder oír, los personajes tampoco saben comunicarse con lenguaje hablado y sólo interactúan mediante el lenguaje de señas, que transcrito al libro no queda como los habituales diálogos guionizados. Al principio esta particularidad me abrumaba un poco porque con solo echar un vistazo rápido a las páginas vemos que apenas hay diálogos y en cambio, sí muchos párrafos narrativos. Pero una vez que me acostumbré es bastante más ameno de lo que parece porque aun sin diálogos frecuentes, la narración está en primera persona desde el punto de vista de Fei, y la verdad es que basta y sobra porque no es una historia de personajes, ni siquiera hay secundarios relevantes si quitamos a Li Wei o Zhang Jin.g. Pero por supuesto, también ayuda que los capítulos sean muy cortitos para avanzar rápidamente.

Como os adelantaba al principio, conocía a Richelle Mead por su saga Vampire Academy, y no recuerdo que su estilo fuera tuviera característico excepto que resulta muy directo, simple y nada rebuscado. En este caso es eso, y además, poco dado a describir nada más que lo necesario para hacernos una idea general (alguna descripción física poco detallada, las pinturas que tanta importancia tienen para Fei y poco más). Por otra parte, se lee rapidísimo y en apenas unos días he podido terminar esta historia que me ha mantenido enganchada casi desde el principio, que aunque pueda ser un poco lento en cuanto al ritmo, el hecho de querer saber qué ha ocurrido y qué ocurrirá ha sido aliciente suficiente para que me haya gustado más de lo esperado, aunque repito, seguramente en esto tenga mucho que ver no haber ido con expectativas previas.


En definitiva, esta novela con aires de leyenda oriental ha sido una agradable sorpresa que se ha salido bastante de lo que estoy acostumbrada a leer normalmente. Me ha gustado mucho porque no me esperaba nada en concreto y mi consejo es que vayáis simplemente con la idea de disfrutar de la historia sin darle mayor importancia a todo de lo que carece, si la comparamos con otras historias de fantasía juvenil. Además, a su favor también tiene que se trata de una novela autoconclusiva, cosa de lo que yo enteré al terminar, ya que por algún motivo me esperaba que fuera el comienzo de una saga (sí, otra, porque ahora casi todo tiene segundas partes como mínimo) y al no ser así he quedado doblemente satisfecha puesto que la historia no necesita más.

*Para terminar, tengo que dar las gracias a Del Nuevo Extremo por la amabilidad que han tenido al enviarme un ejemplar de cortesía para poder disfrutar de esta historia.



¿Conocíais esta novela o a su autora?

¿Qué otras novelas conocéis de ambientación oriental?

miércoles, 14 de febrero de 2018

SAN VALENTIN Recomendaciones



¡Feliz San Valentín! No sé si sois mucho de celebrar estos días tan señalados que para cada persona tiene un significado distinto o directamente no significa nada. Pero lo que es innegable es que este día hay algo en el ambiente y que se puede aprovechar para muchas cosas, así que en mi caso no podía perder la ocasión de aprovechar la ocasión para recomendaros unas cuantas novelas llenas de mimos y arrumacos para suspirar de amor mientras las leéis. Últimamente me he dado cuenta de que soy lectora de romántica mucho más de lo que soy consciente así que incluso me ha costado elaborar esta recopilación entre tantas buenas lecturas que he tenido en los últimos meses. Casi todas las novelas están reseñadas en el blog así que por si os llaman la atención y queréis saber más, os indico la reseña enlazada. Además, he procurado que haya para todos los gustos porque yo leo así de variado. Soy así de esponja con los libros. ¡Allá vamos!

Little Italy

Histórica, años 40, mafia y gansters, Nueva York

Una de las trilogías que me tiene encandilada desde que la empecé, porque aún me falta por leer el tercer volumen. A pesar de ser una historia completa conectada entre sí, cada novela cuenta la historia de amor de uno de los tres protagonistas: el responsable Jack, el apasionado Nick y la encantadora Sandy, tres amigos de la infancia que crecen a duras penas en el barrio neoyorkino conocido por sus bandas de gánster enfrentadas por familias. Por diferentes motivos, se ven obligados a separarse aunque siguen siendo fieles a las promesas de su infancia. Aclaro que los tres protagonistas no forman un triángulo amoroso, por si fuera un dato relevante para alguien, sino que tienen diferentes objetos de deseo para cada un@, que complican demasiados sus ya complicadas vidas. Aquí la intensidad de las historias de amor se debe a que los implicados pertenecen bien a la mafia o bien a la policía o simplemente se encuentran en medio de estas guerras territoriales. Así que el amor, la lealtad, el miedo y la felicidad están en juego continuamente y nos hacen sufrir muchísimo durante todas las novelas.

El Corazón de la Banshee Reseña

Histórica, época victoriana, paranormal, Escocia

Es poco lo que pueda decir en estas líneas que no haya dicho ya y seguramente me repita, pero aunque ya conocía a esta autora a cuatro manos por otra novela anterior, en esta simplemente me ha terminado de enamorar por prácticamente todo: personajes, estilo elegante, tramas intensas y originalidad  en leyendas y contexto. Una recomendación sobre todo para quienes disfrutéis de los clásicos y además os gusten las novelas con algo de magia.

*Actualmente tenéis la oportunidad de ganar un ejemplar de esta novela en el blog de Miss Cherry Books aquí.

La Isla de lo Eterno Reseña

Contemporánea, mezcla con histórica, paranormal, Escocia

No había leído nada de esta autora pero mi primera experiencia con ella ha sido muy completa. Es una novela bastante extensa que profundiza no sólo en la relación amorosa sino también en bastantes más temas porque no se centra sólo en el amor. Y aún así, tiene ese aire tan atemporal con una química tan lograda entre los protagonistas que no hace falta que sea una historia súper apasionada para lograr transmitir sentimientos muy intensos.

En Tiempos de Guerra Reseña

Histórica, bélica, años 40, Norteamérica

Abarcando varios años de la vida de los protagonistas, esta historia de amor nace desde una bonita amistad durante la infancia, va creciendo poco a poco y tiene que sobrevivir a una de las peores guerras que ha existido. Si os gustan las historia de película como Pearl Harbor o Largo Domingo de Noviazgo, vais a sufrir y emocionaros tanto como yo con esta novela, y sobre todo con su protagonista masculino porque es lo más adorable que puede haber en un tiempo tan duro.

La Mensajera de Elphame Reseña

Histórica, highlanders, brujería, Escocia

La magia de esta novela reside casi por completo en su potente protagonista, Aila, una chica adelantada a su tiempo, con valores feministas muy agradables y con una visión de la vida que conecta muy bien con el pensamiento actual. Fue una grata sorpresa conocerla y a pesar de no tener grandes escenas de acción, la historia es muy intensa debido a los sentimientos que transmite de forma tan natural, a los personajes tan entrañables que hay alrededor de la protagonista y a ese aire místico que envuelve toda la novela.

La Pata de Cupido Reseña

Contemporánea, humor, chick-lit

Con esa portada sobran las palabras de por qué es una recomendación perfecta para una época como esta. Sin ir más lejor, el año pasado os recomendaba otras dos novelas de la misma autora: Reset y Mierda en mis tacones, amas con el mismo estilo. Sin embargo, esta historia tan de San Valentín, con flechas de amor incluidas, es bastante más sencilla y cortita, ideal para leer en una tarde o dos, sin pensar mucho y simplemente pasando un rato divertido con todas las situaciones absurdas a las que se tiene que enfrentar la protagonista, Angélica, para poder desempeñar correctamente su trabajo como Cupido.

Love, Simon Reseña

Contemporánea, juvenil

A pocos meses del estreno de su adaptación cinematográfica, la editorial ha relanzado esta novela con una nueva edición con nuevo título y nueva portada, por si de primeras no la reconocéis. Personalmente, y después de haberla leído, creo que este título y esta portada (aun siendo la de la película) me parece bastante más acorde con la historia. Quizás no sea la novela más romántica que he leído últimamente, pero sí la más entrañable porque Simon es un chico que se hace querer.

Hojas de Dedalera Reseña

Histórica, época victoriana, paranormal Londres

Una novela con aires de clásico, con mucho misterio, cementerios y espíritus y todos contextualizados en los asesinatos que ocurrieron en 1888, atribuidos a Jack el Destripador. Pensaréis cómo es posible idear una bonita historia de amor en medio de ese ambiente tétrico más propio de novelas góticas que de novelas románticas. Os aseguro que la autora logra embelesarnos con la protagonista, Annabel, una médium cuya enfermedad del corazón la hace estar continuamente cruzando la línea entre los vivos y los muertos, y lo que podría llegar a ser una maldición, ella lo utiliza para ayudar a almas en pena que no consiguen cruzar definitivamente al otro lado. Pero cuando Annabel se cruza en medio de la investigación de Scotland Yard que va tras los pasos del Destripador, se encontrará en medio de dos amores tan distintos como apasionantes.

Pandora Reseña

Contemporánea, espías, acción, juvenil

Quizás con esta portada os despiste un poco porque lo único de dulce y encantadora que tiene esta historia es esa chica tan mona ahí tumbada, porque en su interior, la protagonista es una espía en formación que tiene que aprender el oficio de engañar y conseguir información junto a su compañero Klaus, más veterano e inaguantablemente competente en esto de las tapaderas de espías. La relación que se va creando entre ellos es adictiva, con mucha acción por todas partes, como si se tratara de una chica Bond para adolescentes.

Me Vuelves Loco Reseña

Contemporánea, humor, chick-lit

Una de las novelas más divertidas que he leído en el último año. Es probable que sea más adecuada como lectura de piscina o playa para el verano (a la portada me remito), pero creo que cualquier época es buena para conocer a este par de locos encantadores tan diferentes entre sí como un huevo y una castaña. El huevo es él, un tipo bonachón, muy macho ibérico, descuidado en su aspecto y su higiene, guarro y desordenado con un nivel de cinismo que roza lo inaguantable. Y ella es la castaña, la insoportable maniática de la limpieza y el orden incapaz de entablar relaciones sociales con normalidad porque su personalidad repipi no se lo permite. Imaginaros lo que tienen que aguantar el uno de la otra cuando se van a vivir puerta con puerta. Ahí os lo dejo.

¿Habéis leído alguna de estas novelas?

¿Qué historias romaticonas me recomendáis?