Mis lecturas actuales y Barra de menú




jueves, 16 de agosto de 2018

RESEÑA La Reina Roja

 
Autora: Victoria Aveyard
Título Original: Red Queen
Editorial: Océano Gran Travesía, 2016
Traducción: Enrique Mercado
Rústica con solapas, 472 págs.
Trilogía La Reina Roja #1
Género: Fantasía, Distopía, Juvenil
Ambientada en un reino imaginario, esta novela nos muestra a una sociedad dividida por el color de la sangre. Por un lado está la gente común que tiene sangre roja; por el otro tenemos a aquellos que poseen sangre plateada y que tienen habilidades sobrenaturales. Estos últimos forman una élite cerrada y llena de privilegios. La protagonista es Mare, una chica de sangre roja que sobrevive en medio de la pobreza realizando pequeños robos.
Cierto día, el azar la lleva a la corte. Allí demuestra tener poderes especiales, los cuales resultan insólitos para alguien del pueblo. Ello la convierte en una anomalía que llama la atención del mismísimo rey. Éste desea aprovechar en su beneficio los poderes de la joven y la hace pasar por una princesa, quien supuestamente se casará con uno de sus hijos. Una vez en la corte, Mare se convierte en parte del mundo de plata y, de manera secreta, ayuda a la Guardia Escarlata, un grupo que prepara una rebelión.
Esta novela me llamó la atención desde la primera vez que le puse el ojo encima y es muy probable que se debiera a la portada, porque no había leído la sinopsis (como no suelo hacerlo) y cuando se publicó quise ir un poco ciegas, aunque sí que estaba enterada de las buenas críticas que acumulaba a nivel internacional. Sin embargo, lo único que sabía acerca del libro es que era una mezcla entre La Selección de Kiera Cass, añadiendo los poderes de X-Men y ubicado en un mundo distópico como ya hemos visto muchos. Y más o menos eso es todo lo que necesité saber para obsesionarme con leerlo. Como dato curioso, se puede leer muy rápido porque a mí me ha durado exactamente un viaje de 5 horas y no es que sea precisamente una novela cortita.
Sin embargo, cuando comencé se me hizo muy, muy lento. Ningún personaje me destacaba por nada, ni siquiera Mare, la protagonista. No es que me haya caído mal, es que directamente me resultaba indiferente mientras leía. La historia también me iba pareciendo muy típica: chica de familia pobre, con un mejor amigo inconformista, en mundo distópico con un régimen totalitario en el que sólo unos pocos, los plateados, pertenecen a la élite de los afortunados que no tienen que ir a la guerra, ni pasar hambre, ni morir en la miseria como los rojos. Y claro, muy típico también, la protagonista tiene una anomalía que la hace distinta a los demás rojos, y ahí comienzan sus problemas. ¿Os suena de algo…? Normal, es la base de muchísimas novelas actualmente, partiendo de Los Juegos del Hambre.. Así que me resigné a leer un libro sobre más de lo mismo y que fuera una decepción enorme. Pero no al final no ha sido así. Aunque creía haberme hecho a la idea de que el libro me iba a aburrir soberanamente, de repente entran en juego dos personajes, dos plateados, dos chicos, dos príncipes. ¿Dos príncipes? Pues sí. Si en La Selección un príncipe os pareció poco, aquí tenemos dos.
Sinceramente, creo que son los mejores personajes que tiene el libro. Cal y Maven son como la noche y el día y son muy interesantes cada uno a su manera. Quizás cuando aparecen en escena estos dos, Mare me empieza a interesar un poco más, porque en realidad la historia la vivimos a través de ella, y también se empieza a desarrollar un poco más su personalidad y sus circunstancias. Maven sobre todo es un personaje que me ha fascinado desde el principio, a pesar de empezar un poco en segundo plano de la historia sin una trama propia. Por su parte, Cal es el heredero de su reino distópico y tiene que elegir esposa, etc, etc, y de nuevo tenemos la sensación de estar leyendo lo mismo. Pero definitivamente el toque de añadir poderes en la historia marca la diferencia de esta novela con todas las demás del estilo. Por el contrario, Mare me parece una protagonista muy típica en este tipo de novelas y mucho me temo que en la segunda parte seguirá siendo muy parecida a otras protagonistas de distopías como Tris o Katniss, con sus dudas sobre cómo sacrificarse por el bien común, liberar a los suyos de la tiranía y elegir un chico por el duro camino de la heroína juvenil.
Precisamente creo este es el punto más flojo de la historia pero queda bastante disimulado hacia la mitad de esta primera parte donde la acción pasa a ser la verdadera protagonista y no hay mucho más tiempo para el romance. Además, el ritmo de la novela se acelera bastante una vez que Mare es trasladada a palacio y los giros argumentales son considerables, la gran mayoría de ellos impredecibles para mí. Eso sin hablar del gran plot twist de los últimos capítulos que trastoca por completo todo lo que hemos leído en toda la novela. Realmente merece la pena leer este libro sólo por ese giro de acontecimientos final, que cuesta asimilar. Por otra parte, todo el trasfondo de la historia puede parecer poco original, pero la forma de retratarlo sí que me ha parecido bastante curiosa. Como siempre, tenemos una clase alta, con privilegios (y además, con poderes) y una clase de oprimidos, sin apenas derechos y sometidos totalmente a los poderosos, pero el hecho de que esas dos clases se diferencien por el color de la sangre lleva a otro nivel el concepto “ser de sangre azul”.
Ante todo, se trata de una novela de fantasía y acción, y se nota muchísimo en todos los enfrentamientos, las guerras que transcurren alrededor de la trama, los combates, y cómo no, los poderes de los plateados. Sin duda esta es la parte más entretenida, obviamente, porque el ritmo en estas partes es realmente llevadero, en contraste con las partes introspectivas de Mare, que cómo digo, es más de lo mismo. El libro cumple con unas expectativas realistas de ser una saga más de fantasía en un mundo distópico, perfecta para entretener con una trama de giros y llena de elementos que ya hemos visto pero que juntos siguen funcionando.
En pocas palabras, para mí ha sido una lectura amena y entretenida, que mezcla elementos de otras sagas que seguramente habréis leído pero sin perder en ningún momento la capacidad de sorprendernos. Es una distopía más, eso es cierto, pero tiene como atractivo que reúne lo bueno de muchas juntas. Y siendo sincera engancha muchísimo, así que yo tampoco le voy a pedir más. Aunque también es cierto que si no leo la continuación, tampoco pasaría nada a pesar del punto tan interesante en el que se queda. Yo desde luego la recomiendo si queréis probar con otra saga juvenil entretenida.
¿Habéis leído esta novela?
¿Habéis empezado ya la segunda parte?

jueves, 9 de agosto de 2018

RESEÑA Everless. La Hechicera y el Alquimista


Autora: Sara Holland
Título Original: Everless
Editorial: Puck, 2018
Traducción: Silvina Poch
Rústica con solapas, 352 págs.
Bilogía Everless #1
Género: Juvenil, Fantasía
El tiempo es una prisión, y ella es la llave.
En las tierras de Sempera, los ricos controlan todo… incluso el tiempo. Desde la época legendaria de la alquimia y la hechicería, las horas, los días y los años se extrajeron de la sangre, se combinaron con el hierro y se conservaron en monedas. Ahora, aristócratas como la familia Gerling florecen durante siglos, mientras el pueblo vive sus escasos años con amargo resentimiento.
Y nadie está más resentida con los Gerling que Jules Ember. Su padre y ella trabajaron hace mucho tiempo en Everless, el palacio de los Gerling… hasta que un funesto accidente los desterró de allí. Ahora, desesperada por ganar tiempo, Jules regresa a Everless en medio de los preparativos para la boda de Roan, el más joven de los hermanos Gerling, con la hija de la Reina.
Entre la inesperada amabilidad de Roan, la crueldad de su hermano Liam y los escalofriantes rumores que rodean a la Reina, Everless posee más tentaciones –y peligros– de lo que Jules jamás imaginó. Las historias de su infancia comienzan a adoptar nuevos significados, arrojándola a un pasado cada vez más profundo que le cuesta reconocer y revelando una enredada trama de violentos secretos que podrían cambiar su futuro –y el futuro del tiempo– para siempre.
Una de las novedades a las que más ganas tenía de hincarle el diente era Everless, la primera parte de una nueva bilogía y que supone la primera publicación de su autora, Sara Holland. Y a pesar de eso, iba sin ningún tipo de expectativa sobre lo que me encontraría porque por no saber, no sabía ni el argumento aunque tenía como referencia fantasía juvenil medieval con el tema del tiempo como idea central. Además, hacía un tiempo que no leía fantasía de este tipo y supongo que eso también ha ayudado a que disfrutara muchísimo de este libro a pesar de que en el fondo es introductorio y de presentación de una trama que tendrá que terminar de desarrollarse en la segunda parte, Evermore.
Antes que nada voy a dar un par de pinceladas para que no os pase como a mí antes de empezar a leer. Punto número uno, Everless es el nombre del palacio donde prácticamente transcurre toda la historia, no tiene ningún significado más allá salvo el juego de palabras con el tiempo y que si se tradujera perdería el sentido. Punto número dos, la Hechicera y el Alquimista del subtítulo hacen referencia a la mitología propia que la autora ha creado para el worldbuilding de Sempera, sin ser técnicamente los protagonistas de esta novela pero de gran importancia durante toda la trama. Por lo demás, la portada capta maravillosamente bien la esencia del interior y me alegra muchísimo que Puck haya mantenido la original, incluido el título, porque la premisa inicial de la que parte la novela es que el tiempo es limitado, a todos se nos acaba en algún momento y no se detiene.
Sin embargo, esta premisa se vuelve inquietante cuando nos damos cuenta de que en el reino de Sempera no es del todo cierto ya que el tiempo se puede manipular, de forma que se intercambia a través de la sangre para transformarlo en monedas de hierro. Debido a este sistema, hay gente muy rica y afortunada con siglos y siglos de tiempo acumulado gracias al cual ni envejecen ni morirán rápidamente; pero en cambio, hay gente muy pobre que no puede llegar a fin de mes, casi ni a fin de día, literalmente por desgracia. Así que Jules Ember, la protagonista, tiene que ver cómo su padre se va apagando día a día cuando se le va agotando el tiempo de vida con cada sangrado para poder pagar las numerosas deudas con las que carga. Al ser menor de edad, Jules aún no puede dar su sangre y su tiempo a cambio de monedas de hierro y por eso, lo único que se le ocurre para evitar que su padre muera por las deudas es entrar a trabajar como doncella en Everless, el palacio de la familia aristocrática más acaudalada de la zona, los Gerling. ¿Problema? Que los Gerling también fueron los responsables de la situación de pobreza en la que se encuentran Jules y su padre. En concreto, Jules odia a Liam Gerling, el hijo mayor de la familia y causante de que tuvieran que huir de Everless cuando ella aún era una niña de apenas 7 años haciendo que su padre abandonara su trabajo de herrero en el palacio.
Tras terminar en pocos días este libro, la primera sorprendida soy yo porque no me esperaba engancharme tanto a una historia así, pero debían de ser mis ganas por saber qué estaba pasando en realidad porque uno de los aspectos más fuertes de Everless son los continuos giros de trama y pequeños misterios que envuelven a todos los personajes. Desde que comienza en los primeros capítulos todo son detalles a desvelar porque apenas se da nada por sabido y cuando creemos que entendemos lo que ocurre resulta que no. Me ha encantado cómo ha jugado la autora con las apariencias, con los recuerdos, con las historias del pasado y con la mitología inventada. Indudablemente la premisa es bastante original con todo el tema del tiempo aunque tampoco se explica demasiado cómo es el proceso de transformar sangre en tiempo y el tiempo en monedas. Se achaca simplemente a la alquimia avanzada (dicho de otra manera, a la magia y ya está, sin más explicación), pero por lo demás es una historia de fantasía bastante normalita en cuanto a creación porque no hay muchos escenarios ni criaturas ni más hechicería que la que os comento. Sin embargo, queda satisfactoriamente ejecutada debido a esos misterios de la trama que envuelven a muchos de los personajes y no sólo a Jules.
De hecho, Jules ha resultado ser una protagonista muy efectiva, exceptuando un detalle que comentaré a continuación, con su pasado y su personalidad, girando siempre en torno a su propia identidad y la verdad que esconde su padre. Aparte, todos los personajes tienen algo que parecen esconder, como por ejemplo, la Reina de Sempera, una figura casi mística y prácticamente inmortal con sus propias normas, como que nunca se la puede mirar a los ojos o tocar directamente, algo que Jules tiene que aprender a la fuerza cuando la Reina decida visitar Everless y resulte ser una de las personas necesarias para descubrir todos esos secretos que la chica quiere desvelar. Al igual que ella, todas las doncellas y damas de compañía actúan de forma extraña en su presencia. Incluso su hija adoptiva, Ina Gold, me ha producido cierta desconfianza con tanta amabilidad, sonrisas y delicadeza hacia Jules. Y mejor no me meto a comentar lo poco que me fío de los dos hermanos Gerling, Liam y Roan, uno mezquino y un antipático de cuidado y el otro, adorable y la amabilidad hecha persona, todo muy sospechoso.
Por otra parte, he tenido un par de aspectos que considero que necesitan mejorar. El principal y más importante es el tema del romance, por varios motivos, aunque si no queréis saber tanto detalle de la trama es mejor que os saltéis este párrafo. Todo lo que odia Jules a Liam Gerling lo compensa adorando a Roan Gerling, pero de una forma idealizada. Teniendo en cuenta que eran amigos de pequeños y ya no volvieron a tener contacto, simplemente no me trago que una niña de 7 años (¡7!) pueda llamar a otro niño “el amor de su infancia” tras 10 años sin verse y no decirlo como una expresión, sino con todo el significado porque Jules, ahora con 17 años, está completamente enamorada de Roan Gerling, con quien, por cierto, apenas mantiene un par de interacciones en toda la novela, como mucho tres encontronazos en los que el chico sólo muestra su esplendida sonrisa con un brillito en los dientes de dibujo animado. Así que en general, no me he creído ninguno de estos sentimientos, al menos en ese grado. Como resultado, nos queda un romance infantiloide, basado en recuerdos de la infancia (que incluso dudo que con menos de 7 años tenga recuerdos tan vívidos de lo que hacían y se decían con 5 y 6 años, pero vale) y que no tiene más pretensión que la protagonista tengo un objeto de deseo en contraste con el odio que siente por su hermano Liam. Un triángulo forzadísimo, como queda demostrado justo en la última página de esta primera parte.
El otro detalle a mejorar es la traducción de esta edición, aunque quiero dejar claro que no ha sido para nada algo que haya tenido en cuenta al valorar la novela ni que me haya hecho disfrutar menos de la lectura. De hecho, tampoco desmerece el estilo de Sara Holland, directo, sencillo y con lenguaje muy cómodo. No hay grandes descripciones y casi todo fluye en diálogos, así que además de leerse rápido se hace muy pero que muy corto, y más si tenemos en cuenta que la autora se guarda el mejor plot twist para el final, totalmente impredecible aunque estemos sospechando que hay algo raro durante toda la novela. Es más, se acaba en el mejor momento para dejarme ansiosa hasta que llegue la continuación.
Resumiendo un poco, una trama basada en los misterios personales de los personajes con una buena base de fantasía y una premisa súper original a la vez que inquietante. Mi intuición no se equivocaba al pensar que esta podía ser una de mis mejores lecturas de este año, pero sobre todo ha sido adictiva y no he podido parar de leer hasta llegar el final. Para ser la primera publicación de Sara Holland parte de una buena sabe y con un estilo muy adecuado para una fantasía juvenil poco corriente. Os animo a que la descubráis y así podremos mordernos las uñas junt@s para saber cómo continua en Evermore.
*Por último, muchísimas gracias a Puck Ediciones por el envío del ejemplar, siempre tan amables. Recordad que será una de las próximas publicaciones de este sello juvenil y que saldrá a la venta el 27 de agosto.




¿Os gustaría leer esta historia de fantasía?
¿Conocéis otras novelas relacionadas con el tiempo?

viernes, 3 de agosto de 2018

RESEÑA Apuesta Equivocada



Autor: Nicolás López Cisneros
Autopublicado, 2017
Ebook, 260 págs.
Saga Apuesta Equivocada #1
Género: Thriller, Contemporánea, Acción
Durante una misión diplomática organizada por Estados Unidos e Israel con destino Georgia y Turquía, los miembros de las delegaciones comparten viaje, pero sus intereses personales se mueven en direcciones opuestas.
Lo que parecía un viaje de unos días, se complica cuando un fanático grupo que quiere rendir homenaje al “Holocausto Armenio” decide secuestrar al embajador israelí. Lo que desconocen es que su protección se les ha encargado a dos peligrosas Sayeret Matkal que viajan con él encubiertas.
Oscuras maquinaciones, intriga, acción y aventura, se llevan a cabo en algunas de las ciudades que albergaron las más antiguas de las civilizaciones: Jerusalén, Ereván, Tiflis y Ankara.
Llevaba varios meses con este autor entre mis listas de posibles y la casualidad nos puso en contacto. Esta era la novela que más me llamaba aunque tenía apuntadas otras sin saber que eran parte de una saga. Aprovechando que esta era la primera parte de otra saga que acaba de comenzar el año pasado, decidí que fuera mi primer contacto con Nicolás López Cisneros. En general, puedo asegurar que es una buena lectura, entretenida y con buena base, pero a mí personalmente me ha faltado algo para que no me terminara de despegar. Quizás también he tenido una sensación falsa al pensar que era otro tipo de historia totalmente diferente a lo que de verdad es, y de esto sólo somos culpables mis expectativas y yo, obviamente. Pero respecto a la novela, hay varias cosas que comentar por las que no he disfrutado del todo.
En primer lugar, he tenido dos problemas principalmente con esta historia: el ritmo y la trama. En realidad se pueden unir en uno sólo porque me he dado cuenta justo cuando llevaba la mitad del libro leído y aún no había prácticamente ninguna conexión entre la protagonista y el caso central de la novela: el secuestro del diplomático israelí. Hasta entonces, la narración va divagando por varias escenas que nos muestran el trabajo de la protagonista, Elana, miembro de las fuerzas especiales de Israel, en misiones de rescate y de captura de objetivos de seguridad nacional. También es verdad que la llegamos a conocer muy bien por sus circunstancias personales, con varios flashbacks de hechos concretos de su pasado o su relación con sus tíos (en realidad padres, porque la han criado) y con su hermana adoptiva, Arisbeth, quien por cierto, resulta ser la otra protagonista de la historia.
Ambas hermanas son lo mejor que he encontrado en esta novela, su relación y todo lo que las rodea, desde su pasado hasta su trabajo y sobre todo por el hecho de que las dos son fuertes y decididas, dignas representantes de mujeres del siglo XXI. Y me quedo con su dinámica como dúo protagonista porque, si bien no he logrado congeniar del todo con ellas como personajes individuales, alabo al autor por haber hecho que una novela destinada a ser protagonizada por un hombre por el contexto en el que se mueve, haya sido el escenario perfecto para estas dos mujeres, militares, miembros de un comando de élite, eficaces en su trabajo y con un pasado que, lejos de convertirlas en víctimas, sólo las ha hecho más fuertes. Es decir, algo muy necesario en la literatura fuera de la novela romántica.
Sin embargo, el contexto geopolítico en el que se mueve la novela necesita bastante base cultural, política e histórica previa para que logre engancharnos, porque yo realmente no entiendo de temas de gobierno en Oriente Próximo ni de las relaciones internacionales, y se me ha hecho bastante cuesta arriba seguir el hilo de muchos de los capítulos. Si a esto le añadimos que no hay ningún tipo de intriga (pues desde un principio sabemos quiénes son los “malos” que planean el secuestro) y que todo lo que se va desarrollando después es lógico y deducible, se traduce en una trama muy predecible que no invita a leer para “saber” si no para pasar un rato conociendo más a las hermanas y ver cómo van a solucionar el lío en el que se ven envueltas, pero realmente no el típico thriller de misterio o de acción. De hecho, otro punto que he echado en falta es la acción hasta prácticamente el final (y quitando alguna escena del principio), que era lo que yo buscaba al darme cuenta de que misterio tampoco habría.
En general, es más un libro de drama que un thriller al uso con un desencadenante, una investigación y una resolución. Más bien se trata de una misión de Elana y su hermana Arisbeth gracias a la cual el autor no presenta a sus personajes principales en varias facetas. Por otra parte, sí que he quedado muy conforme con la forma de escribir de Nicolás López Cisneros, porque teniendo en cuenta que la trama no era especialmente interesante para mis gustos lectores, al menos no me ha costado continuar con la lectura en ningún momento porque tiene una narración amena. Aunque tengo que añadir que la edición necesita una revisión de tildes en algunas ocasiones y comas en los vocativos (hay ausencia absoluta) pero cuenta con muchísimo léxico de temas políticos, de artes marciales y lucha, del crimen organizado, etc. Se agradece muchísimo la voz experta que transmite el autor, ya sea por documentación o por experiencia personal, que le añade un toque de calidad en la narración a una trama, para mi gusto, bastante sosa.
Para resumir, es una historia entretenida que tarda mucho en despegar desviando casi todo el foco de atención hacia las historias personales del pasado de las protagonistas en vez de cuidar más el ritmo de la trama. Como veis, realmente no es que sea una novela con defectos, es más bien una mezcla de gustos y expectativas que en mi caso no han funcionado, pero no veo nada en ella que me haga pensar que cualquier otr@ lector@ no disfrutaría mucho más que yo. Así que aunque parezca paradójico, me parece una buena recomendación para quienes soláis leer novelas por el estilo porque se os hará cortita y con ese final querréis más.
*Termino dando las gracias a Nicolás López Cisneros por haberme proporcionado un ejemplar de su novela con tanta amabilidad.




¿Os gustan los thriller políticos y de acción?
¿Conocíais esta novela o alguna de su autor?