lunes, 23 de octubre de 2017

GANADOR@S Sorteo Conjunto "Vuelta al Cole"



¡Muy buenas! Para terminar bien la semana, os triago los resultados de los sorteos conjuntos que han estado activos en las últimas semanas para hacer mucho más llevadera la vuelta al cola. A estas alturas espero que ya os hayáis habituado de nuevo a la rutina, pero si no es así, algun@s afortunados al menos podrán comenzar mañana la semana con un nuevo libro en sus estanterías. Así que sin más, est@s son l@s ganador@s y el reparto de los premios.
Premios Nacionales
1. Trilogía El desafío de Becca, de Lena Valenti. Libro adicta


2. Alyssa y el medallón de los recuerdos, de Leyla Noemí Miras Pineda. Espe


3. Nadie te oirá gritar, de Angela Marsons. Laury MG


4. Lumen, de Celia Arias. Pau Vilchez


5. Colmillos de Plata, de Laura Naranjo.Dama Lys


6. Atados a las estrellas, de Amie Kaufman. Limites Infinitos


7. Angeles de Tokio y El origen del mal, de Naru Ishida. Carmen C G


8. Perdida en la realidad, de Ana Meyling. Maru (valkiria)


9. El pozo de los deseos, de Emma Maldonado. Carolina Marin


10. El juicio de los espejos, de Alexander Copperwhite. Noa


11. El ocaso de los normidones, de Sergio Llanes. Montse


12. El arte de romperlo todo, de Mónica Vazquez. Tamara Lopez

Premios Internacionales
Pack 1: No me toques el saxo y Prefiero que mi príncipe sea verde, de Romantic Ediciones. Valkiria


 Pack 2: Susurros en el acantilado y Oculta en las tinieblas, de Romantic Ediciones. Carmen


 Pack 3: Desafiando Tokio, de Rachel R. P. de Editorial Sedna. Carmen


 Pack 4: Déjalo Ser, de Valeria Brossard de Editorial Sedna. Yennely


 Pack 5: Inmortal [Guardianes #1] de Nomi Sáez de Editorial Sedna. Brenda


 Pack 6: Antología (Des)Amor - Varios Autores de Editorial Sedna. Valkiria


 Pack 7: A las puertas de Numancia - Africa Ruth de HQÑ. Brenda


 Pack 8: Lumen - Celia Arias. Valkiria


 Pack 9: Whait if - Adriana L.S Swift. Brenda


 Pack 10: Maybe - Adriana L.S Swift. Yennely


 Pack 11: Coincidence - Adriana L.S Swift. Carmen


Pack 12: Pack Hostal Dreamers. Cuatro titulos - Tania Lighling-Tucker. Yennely


Pack 13: Código Génesis X, Maialen Alonso. Yennely

Pack 14: Dulce castigo, Maialen Alonso. Carmen

Pack 15: Melodias de sangre I y II, Maialen Alonso. Brenda

Pack 16: Flor del crepusculo, Maialen Alonso. Valkiria

Pack 17. Luna roja, Maialen Alonso. Brenda

Pack 18. Inocencia encadenada, Maialen Alonso. Valkiria

Pack 19. La mariposa atrapada, Maialen Alonso. Carmen

Pack 20. El amante dragón, Maialen Alonso. Brenda

Pack 21. Demonios perversos, Maialen Alonso

Los de Maialen reclamarlos a gavitagabi@gmail.com

L@s ganador@s tenéis 1 semana para reclamar vuestros premios, hasta el próximo domingo 29 de octubre. De nuevo, muchas gracias a tod@s los autor@s y las editoriales participantes, y sobre todo, a las chicas de del resto de blogs:
Cosechas de otoño, de Silvia.
Leer en la luna, de Bela.
Tiempo Libro, de Alhana.
Si no habéis tenido suerte de esta vez, no os preocupéis porque por aquí siempre hay sorteos de vez en cuando y precisamente esta semana tengo un nuevo motivo que celebrar: ¡ya somos más de 1000 por este rincón! Así que muchas gracias por participar y hasta la próxima ocasión.

¡Enhorabuena a l@s afortunad@s!

No os olvidéis de reclamar vuestros premios

sábado, 21 de octubre de 2017

RESEÑA La Viajera del Tiempo




Autora: Lorena Franco

Editorial: Amazon Publishing, 2016

Tapa blanda / eBook, 174 págs.

Autoconclusivo

Género: Realismo Mágico, Drama, Misterio.


«-¿Qué es el amor? Le preguntó una niña de cinco años a su hermano mayor. Y él le respondió: -El amor es cuando tú me robas cada día mi trozo de chocolate del almuerzo y yo, aún así, sigo dejándolo en el mismo sitio para ti todos los días».

William y Lía son hermanos. Almas gemelas. Una infancia difícil ha hecho que William y Lía dependan el uno del otro desde siempre. Todo cambia cuando William desaparece sin dejar rastro, el mismo día en el que entierran a su madre en el año 2007. Nadie sabe qué es lo que ha podido suceder, ni siquiera Lía, convertida ya en una abogada de éxito.

Cinco años más tarde, cuando Lía entra por casualidad en una galería de arte neoyorquina en la que exponen retratos de escritores y pintores de principios del siglo XIX, descubre en uno de ellos el rostro de su hermano William. En la placa, un seudónimo: “Escorpión”, un misterioso escritor cuyas obras fueron publicadas entre 1808 y 1813. Un maravilloso y mágico descubrimiento hará que Lía se convierta en una viajera del tiempo, con la esperanza de encontrar a su hermano en el pasado y traerlo de vuelta a casa.

Una mágica historia sobre el amor y la esperanza. Los recuerdos y el destino. Secretos y Misterio. Descubrimientos fortuitos. Vidas memorables más allá del tiempo y su caprichoso sino.


Esta novela ha llegado a mis manos por completa recomendación de la editorial porque ni siquiera me había planteado leerla hasta que la recibí, a pesar de que sí había oído hablar de Lorena Franco, en su faceta como escritora y que había visto el libro por varias redes sociales. Como muchas veces hago, no leí la sinopsis porque el título ya me decía bastante sobre la temática pero tampoco hizo falta porque la novela comienza con una especie de prólogo alargado en la que se desarrolla casi por completo lo que se puede leer en el pequeño fragmento.

La historia es básicamente la que os podéis imaginar por el argumento: dos hermanos muy distintos entre sí pero con una relación un tanto demasiado dependiente el uno del otro, ven cómo su difícil infancia y adolescencia todavía se complica más cuando Will, el hermano mayor, desaparece sin dejar rastro dejando a Lía, la hermana pequeña, sola y enfrentándose a los duros golpes que le depara la vida en los siguientes 5 años en los que no pierde la esperanza de volver a ver a su querido hermano. Tratándose de una novela de viajes en el tiempo, os podéis imaginar más o menos por dónde van los tiros de la desaparición y la búsqueda de la viajera que da título a la novela. En este caso, más que ser algo innato se debe a un misterioso portal en torno al cual gira toda una historia de misterios familiares y dramas muy humanos acerca de encajar en la vida de cada uno.

La trama en general es bastante sencilla y no se arriesga para nada en ningún tema demasiado complejo de teorías espacio-temporales. La historia se limita a la historia familiar de los hermanos Will y Lía que entre otras cosas, pasa por abandono materno y paterno, crisis de identidad, ansias de maternidad, desengaños amorosos y algunos temas más bastante humanos y reflexivos, aunque en algunos casos para mí que se pasan demasiado superficialmente (como por ejemplo, el tema del abandono emocional de ambos padres). En este sentido la novela ha querido ser una historia realista con gran carga emocional pero no ha podido llegar tan alto en la nota y se ha quedado muy corta. En muchas escenas, esa carga emocional parece sobreactuada, como si quisiera transmitir dolor, ansiedad o depresión pero no lo lograra más que diciéndolo claramente (del tipo “Estaba muy triste” en vez de mostrarlo al lector).

Me arriesgaría a decir que los personajes no están pensados para que nadie conecte con su forma de ser, más bien con su modo de afrontar lo que les pasa, y aún así, es bastante difícil llegar a conectar o comprender porque todo va como a marchas forzadas. La situación de Will es un poco extraña porque simplemente se nos presenta como un chico que no termina de encajar, introvertido y algo antisocial pero con una enfermiza obsesión por un autor del siglo XIX, mientras que Lía, al principio adolescente, es una chica que va como a bandazos y que poco a poco no va necesitando a su hermano hasta que lo pierde cuando éste desaparece. Sin embargo, su evolución de principio a fin es patente y bastante bien llevada, pese a que la chica no me haya terminado de convencer durante casi toda la novela.

Como en todas las novelas de viajes en el tiempo, siempre puede quedar algún fleco que no cuadre cuando hay varias tramas entre pasado y presente, pero en este caso, la novela tiene una trama tan sencilla que pese a no arriesgar mucho con el tema de las paradojas temporales, me parece un poco flagrante que haya cometido un error garrafal con el tema de los años, porque tampoco era tan difícil cuadrarlo bien. Supuestamente (no lo es realmente porque no cuento trama, pero si queréis decucribrlo por vosotr@s mism@s no leaís el spoiler→), el portal causante de los viajes en el tiempo se abre cada 5 años exactos durante determinados días del año, tomando como referencia los años 1808 y 1813, fechas entre las cuales escribió su obra literaria Escorpión, el autor con el que Will está obsesionado, así que no entiendo cómo en 2012, año del presente de Lía, la viajera protagonista, es decir, 199 años después, el portal se abre para que comience su aventura. En algún momento se ha tenido que averiar el portal y variar la frecuencia a 4 años porque no me salen las cuentas con múltiplos de 5. Y lo mismo sucede con otros años clave en la trama como son 1997 y 2007(fin de spoiler). En fin, que para no ser una trama excesivamente compleja, este tipo de detalles no era difícil tenerlos en cuenta.

Por otra parte, la narración ha sido una continua montaña rusa en cuanto a la calidad, porque a ratos tenía fragmentos muy buenos y reflexivos, en los que se intuye que la autora se esfuerza por trasmitir sentimientos o pensamientos más allá de la propia trama, pero la mayoría de las veces está narrado con un tono más propio del middle grade, como si la novela no tuviera muy claro a qué público se dirige. Muchos de los diálogos me han parecido insulsos, carentes del dramatismo o de la fuerza que requiere la situación concreta, tanto por la parte de Will como por la parte de Lía, que dicho sea de paso, a veces me ha costado diferenciar sus voces porque están narradas casi con el mismo tono neutro sin que se noten las distintas personalidades. De hecho, como mejor los conocemos a cada uno es cuando el otro nos lo describe porque por sí mismos, carecen de rasgos cuando narran su parte de la historia.

Además, hay escenas que se repiten prácticamente por completo a pesar de suceder en distintos años y con distintos protagonistas, pero si la autora pretendía crear cierto paralelismo, lo que ha logrado es crear una sensación de redundancia en buena parte de la trama central. Todo está plagado de pequeñas tragedias como abortos, enfermedades, rupturas de pareja y otras pequeñas pinceladas que le dan este toque tan de melodrama que no creí que fuera a tener cuando comencé a leer, que como he dicho antes, no concuerda con el tono utilizado en narración y diálogos. Es más, hacia último tramo de la historia incluido el final, nos encontramos de repente con algo demasiado edulcorado aunque anteriormente ya hemos tenido buena dosis de azúcar con escenas bastante empalagosas que a veces no vienen a cuento (como cierta declaración de amor y ataques de celos tras conocerse de dos días).

En general, la novela puede salvarse por que de algún modo que no me explico, ha conseguido engancharme y he podido leerla en apenas unos días y a ratitos. Por supuesto, ayuda que sea tan cortita pero me descubría a mí misma con ganas de cogerla o mientras leía, con pena por tener que soltarla. Así que algún componente que no he sabido identificar ha hecho que me resultara atractiva. Hay varios plot twists esparcidos a lo largo de la novela que se pueden ver venir si te dedicas a pensarlos, pero la mayoría de los giros argumentales han logrado sorprenderme. Incluso por mucho que me haya desentonado ese final tan color de rosa, pensándolo bien, ha sido todo un acierto incluirlo porque la historia te deja muy buen sabor de boca al terminar.

Muchos de los patinazos que he visto en el libro parecen debidos al trabajo de una autora novel, pero si no me equivoco, no lo es porque tiene más de 10 títulos publicados (aunque no he comprobado fechas para comparar). Quizás el fallo general de “La viajera del tiempo” se podría resumir en haberle dado ese toque de ciencia ficción o fantasía con el tema de los viajes en el tiempo, cuando una historia de estas características hubiera quedado mucho más redonda si se hubiera limitado al realismo de una historia familiar con tintes de melodrama.


En definitiva, una novela que entretiene si no se le da muchas vueltas a lo que está pasando en cada momento porque si no, resultaría demasiado infantiloide si el lector tiene ya una cierta edad. En cambio, a su favor tiene que es una novela demasiado corta como para llegar a aburrir. Peca un poco demasiado de historia pastelosa e insustancial sin que tengamos claro a qué tipo de lector se dirige. Hay bastantes cosas que me han chirriado según iba leyendo pero como todo es relativo, en términos generales no es una mala lectura y seguro que quien no esté habituado como yo a historias más complejas de viajes en el tiempo, la disfrutará bastante más.

*Me despido agradeciendo a Amazon Publishing por el envío del ejemplar con tanta amabilidad y rapidez.

¿Conocíais a esta autora o sus novelas?

¿Os gusta la temática de viajes en el tiempo?