Mis lecturas actuales y Barra de menú




viernes, 5 de agosto de 2022

RESEÑA Mierda en mis Tacones



Autora: Lorena Pacheco

Autopublicado, 2022
Tapa blanda /Ebook, 302 págs.
Trilogía De Mierda #1
Género: Romance, Comedia, Realista, Contemporánea, Chick-Lit

Cuando el guapo y millonario jefe de Raquel, con el que además se acuesta, le pide que vaya a un pequeño pueblo de Alemania con la misión de abrir un nuevo hotel, ella no puede negarse.

Pronto se dará cuenta de que aquello no se parece en nada a su amada Barcelona. No le quedará más remedio que aprender a lidiar con animales de granja, lugareños de lo más pintorescos y el insufrible encargado de las obras, dispuesto a sacarla de quicio a la mínima ocasión.

Los tacones de Raquel no están hechos para pasearse por el culo del mundo, pero esta chica con carácter y sin pelos en la lengua no se rinde jamás. Le espera una experiencia que pondrá a prueba su fortaleza, pero que la ayudará a encontrarse a sí misma. Porque a veces es necesario llenarte de mierda para conseguir lo que quieres.

A estas alturas seguro que a nadie que lleve un tiempo por aquí le sorprenderá ver de nuevo a Lorena Pacheco entre mis lecturas. Ya son unas cuantas las novelas que he leído de ella (me atrevería a decir que todas las que tiene publicadas) y actualmente está dentro de mi top de autoras preferidas desde hace varios años. De hecho, esta es la tercera vez que leo Mierda en mis tacones y en esta ocasión he podido disfrutarla en forma de lectura conjunta aprovechando que acaba de salir la conclusión de la trilogía. Han pasado ya varios años desde que descubrí a Lorena de casualidad (bendita casualidad) y me llena de orgullo y de toda la emoción de una lectora primeriza cada vez que la veo sacar a la luz una historia más con esa misma ilusión que si acabara de empezar su carrera de escritora. Todo lo que pueda decir de sus novelas se quedará corto así que seré breve: LEEDLAS. Pero si sentís curiosidad por esta historia en concreto, podéis seguir leyendo esta opinión libre de cualquier spoiler y si lo que os llama es conocer su bibliografía, podéis ir directamente al final de la entrada para ver las portadas de sus novelas enlazadas a las reseñas en este mismo blog.

En esta primera entrega de la trilogía "De Mierda" la autora nos regala una de las mejores protagonistas que he tenido el placer de conocer: malhablada, malcriada, caprichosa, soberbia... y resulta que hay que quererla. Raquel es el huracán cosmopolita que llega a un apacible pueblo germano para reconvertir una maloliente y cochambrosa granja en un lujoso hotel rural porque al cretino de su novio (y jefe) se le ha ocurrido mandarla al culo de Alemania como avanzadilla del nuevo proyecto de su multimillonaria empresa. Cuando el jefe de obras se le pone por delante, la destrucción en kilómetros a la redonda con este choque de personalidades arrolladoras es inminente. Sin embargo, poco a poco Burke la va metiendo en el ambientillo campechano, rodeada de animales y lugareños, y la antigua Raquel se baja de sus altísimos tacones para ver un poco del mundo real y cercano que le ofrecen sus nuevos "compañeros de trabajo" tan alejados del glamour de la gran ciudad. Burke es todo lo contrario a ella: tranquilo, apacible, se toma la vida de forma relajada, es considerado y amable, e inevitablemente le va dando lecciones a Raquel desde la condescendencia, pese a que la chica le planta cara con todas sus fuerzas.  La relación que se va estableciendo entre los dos tiene unas bases tan sólidas desde el principio que apenas somos conscientes de la evolución del personaje principal hasta que ya es tarde: la pija de los tacos y los tacones nos cae irremediablemente genial.

Sin grandes contextos ni dramas, todo transcurre en la más absoluta cotidianeidad. Para mí esto es uno de los puntos fuertes de la autora, que sabe sacar una gran historia de las situaciones más normales, con personajes de lo más realistas y con premisas muy simples. Es más, lo que le ocurre a Raquel (que es la premisa de la historia), podría pasarnos a cualquiera: que por motivos de trabajo de repente nos envíen a donde Cristo perdió el mechero y que resulte ser todo lo contrario a nuestro hábitat natural. Raquel tiene el atractivo de ser una solvente mujer capaz de llevar negocios por su cuenta y de levantar lugares con reclamo turístico de la nada. Segura de sí misma, sin pelos en la lengua, con la sensibilidad de un cactus y acostumbrada a la buena vida. Vamos, que me ha robado el corazón con su desparpajo y su capacidad de adaptación. En este sentido, creo que más de uno se sentirá muy identificado con esta protagonista y podrá empatizar fácilmente con todo lo que piensa y dice en voz alta. Porque si hay algo que caracteriza a Raquel es esa lengua afilada e impulsiva que le hace soltar barbaridades por la boca como un aspersor (la chica no para de soltar tacos como un motero de Sons of Anarchy) cuando alcanza el punto de tetera en ebullición. Y Burke solo hace que esa presión aumente porque, aunque Raquel no quiera admitirlo, el granjero le da la réplica exacta a todo lo que suelta y eso la pone más de los nervios. Eso sin mencionar lo bien que le sienta ir por ahí sudando la camiseta entre fardos de paja. 

En cambio, y esto es parte del encanto de la pareja que forman los dos personajes principales aunque la narradora sea ella, Burke enseña lo justo para resultar el tipo de tío misterioso y seguro de sí mismo, y eso es algo que me encanta en cualquier novela con algo de romance: nada de amor a primera vista, nada de ir declarando intenciones y sobre todo, mostrando defectos por todas las partes implicadas. Como compensación, desde la primera escena que comparten Raquel y Burke somos testigos de las chispas, de la tensión, de la pólvora que se ha prendido y avanza página tras páginas. Todas las conversaciones que mantiene la pareja protagonista son geniales y divertidas, llenas de sarcasmo, repletas de pullas sin maldad, interactúan entre ellos mediantes zascas simplemente por el mero placer de quedar por encima del otro y es que solo puedo decir que disfruto muchísimo con las parejas con esa dinámica. Es más, Raquel hace todo lo posible por caerle mal desde el principio, así que desde luego que estamos ante un enemies to lovers por si alguien lo ponía en duda con todo lo que llevo comentado hasta ahora. En definitiva, me ha convencido mucho muchísimo la gran evolución que experimenta la protagonista, que pasa de Rachel a Raquel en todos los aspectos y todas las situaciones que la ayudan a esa evolución. 

En este sentido, el elenco de personajes cumple muy bien su papel alrededor de Raquel aunque les falte algo profundidad y estén algo encasillados desde un primer momento (novio capullo, amiga ingenua, amigo insoportable, granjero buenorro, etc) pero se compensa por el carisma que tienen todos y la mezcla tan atractiva y adorable que resultan ser cuando están juntos. Así que en realidad es muy difícil no caer en los brazos de Alicia con su carácter naíf y su personalidad aniñada, o imposible no dejarnos embaucar por el encanto torpe del bozacas de Adam. De todas formas, esa superficialidad aparente se solventará en las demás entregas, así que podemos ver este libro como la presentación de los secundarios que tendrán más relevancia protagónica en las demás novelas. De hecho, a algunos no es que les falte profundidad en ese sentido, sino que yo personalmente he echado en falta unos minutillos más de guion para ellos, como por ejemplo me ha pasado con los gemelos Axel y Kai, que aquí pasan bastante desapercibidos. E incluso los propios Alicia y Adam merecen unas cuantas intervenciones más porque son adorables y cada vez que abren la boca se reafirman en lo cuquis que son, pero qué poquitas escenas tienen, leñe (de nuevo, repito, en este primer libro). En cambio, un bien merecido protagonismo tiene el insoportable de Pol, el compañero de Raquel, que resulta ser como su versión masculina y rematadamente gay. Un personaje necesario pero inaguantable (sin acritud) al que, y no me cuesta nada reconocerlo, también se le coge cariño. Por no hablar de la vaca Matilda, un pilar fundamental de la trilogía, hacedme caso.

Por lo demás, yo nunca he sido mucho de leer romántica a secas (siempre tiene que haber otro subgénero para que una novela me llame la atención, como romántica histórica, romántica fantástica…) Pero autoras como Lorena Pacheco han ido cambiando esa perspectiva y todos los prejuicios que yo podía tener hace años hacia este género literario. Ahora disfruto sin condiciones de historias que me emocionan, que me hacen reír una y otra vez (en el caso de este libro, hasta tres veces) y todo se lo debo a su estilo incomparable, lleno de humor, de ironías, de conversaciones divertidas, de situaciones surrealistas. La historia se va construyendo sola con un lenguaje directo que fluye entre diálogos, gracias a una pluma ligera que pasa de una escena a otra con agilidad, llevándonos de un encontronazo a otro y que nos mantiene en vilo esperando cuál será el próximo round entre Raquel y Burke. Por todo ello, esta novela se lee en un suspiro, el mismo con el que nos deja al terminar, ya sea de la risa o de la emoción.

9/10

Dicho de otro modo, aquí encontraréis la típica comedia romántica de película de sobremesa pero con el sello inconfundible de una autora que se toma muy en serio el humor, lo que en realidad hace de ella una historia única e inolvidable. Es increíble la capacidad que tiene Lorena Pacheco para hacernos reír con situaciones de lo más absurdo, con personajes pintorescos, extravagantes y entrañables, y con un sentido del humor tan sarcástico y lleno de referencias a la cultura friki actual que la convierte en 100% recomendable. Si lo que buscáis son historias que giren en torno a una pareja central rodeada por buenos secundarios, con tensiones a tope por todas partes y con un crecimiento personal y coherente bien llevado desde el primer capítulo al último, esta novela os encantará y se quedará con vosotros. Y estoy segura de que también se quedará su mensaje: tu hogar está en el lugar más insospechado.




Otras novelas de la autora reseñadas en el blog

¿Habéis leído alguna otra historia de la autora?

¿Os gustan las comedias románticas?

sábado, 9 de julio de 2022

RESEÑA El Príncipe de los Dioses

 


Autora: Nira Strauss

Editorial: Ediciones Freya, 2022
Corrección: Lucía Gutiérrez Sobrado
Rústica con solapas /Ebook, 626 págs.
Autoconclusiva

Género: Fantasía, Aventura, Romance, Urban Fantasy Young Adult

Cuando Nailah Bek regresa a El Cairo después de cuatro años de universidad, lo hace con la intención de empezar una nueva vida en su amado y añorado Egipto. Pero Kontar, su padre fanático y devoto de la mitología, no le pone las cosas fáciles al pedirle que ayude a un joven llamado Geb, que aparece de la nada, a salvar a la humanidad de los malévolos planes de unos dioses con demasiado tiempo libre. Nailah, cansada de la demencial vida que Kontar se empeña en imponerle, no está dispuesta a hacerle caso e ignora su petición. No obstante, su opinión cambia de forma radical al descubrir que su padre no estaba tan loco como ella creía y que, después de todo, Geb sí que es el venerado Príncipe de los Dioses, al que, como su sacerdotisa, se ve obligada a acompañar.

Nira Strauss se está convirtiendo en una de esas autoras que comienzo a leer como de casualidad, por pura curiosidad por conocer nuevas plumas del panorama nacional y me acabo enamorando sin remedio de todo lo que escriban. Quizás sea por el encanto de la propia autora que traspasa pantallas y plasma en las páginas de sus novelas y quizás simplemente sea yo, que cuando siento crush por mis nuevos descubrimientos literarios me obsesiono de manera sana y comienzo a recomendar sus novelas a diestro y siniestro. Creía que con Ragvala ya había alcanzado el top de una de las mejores novelas que leí en su año pero con esta debo reconocer que también se ha superado a sí misma. Nada que ver con ese otro universo de atlantes machotes y chicas raptadas en ciudades submarinas, aquí lo que tenemos caminando entre nosotros son dioses egipcios súper majos con un toque inocentón que me ha encantado. Pero vamos a ver si estructuramos algo esta opinión antes de que me emocione más y me vaya por las ramas, eso sí, libre por completo de spoilers sobre la trama.

Después de leer Ragvala (Munyx Editorial) supe sin ninguna duda que esta autora era de las mías y yo, su tipo de lectora, así que he vuelto a terminar una nueva novela de Nira Strauss con la sensación cada vez más afianzada de que no importa lo que caiga en mis manos de ella: voy a querer leerlo con toda la ilusión y voy a disfrutarlo como si fuera la primera vez que la leo. Si en Ragvala nos sumergía en la Atlántida y en La Caja de Pandora nos adentraba en bosques de leyendas nórdicas con brujas y cambiaformas, aquí nos compra un pasaje directo a El Cairo actual pero con aroma a Antiguo Egipto, con dioses de por medio y una chica que huye de todo lo que tenga que ver con las viejas tradiciones de su civilización y, más concretamente, de su familia. Antes de comentar nada más, debo decir que Nailah es una protagonista genialísima que me ha hecho reír un montón. La pobre chica ha intentado alejarse de la rarita de su familia que siguen siendo todos unos seguidores de las viejas tradiciones y los antiguos dioses de Egipto. Y, bueno, ya os adelanto que no lo consigue o no habría historia. Gracias a eso, conocemos a Geb, un chico muy dulce y achuchable pese a lo amenazadora que pueda sonar la palabra "dios" que, aunque a veces saque de quicio a Nailah con su inocencia sobre el mundo moderno, como claramente es un cinnamon roll, pues la chica no es piedra de pirámide, claro.

Nira Strauss escribe con un estilo naíf y a la vez picante que hace que cada encuentro entre sus dos protagonistas sea puro fuego lento con un efecto relajante, de esos que me dejan embobada mirando las llamas que van consumiendo todo (entre otras cosas, mis ratos libres sin que me diera cuenta) y a la vez me dejan calentito el corazón, así que cada diálogo entre Nailah y Geb ha sido una competición de tiras y aflojas entre la chica que no quiere saber nada de dioses antiguos y, ejem, un dios antiguo. Las risas están garantizadas porque son seña de identidad de esta autora, impregnando cada párrafo de cultura actual y también tradicional, con toques irónicos y mucho humor. Si tuviera que encajar la novela, supongo que sería una especie de urban fantasy romántico pero que tiene más en común con cualquiera de las novelas de Rick Riordan de lo que aparenta a simple vista, si este se dedicara a la fantasía romántica new adult, aunque regalando las mismas altas dosis de aventura, de sarcasmo y de pasión por la mitología.

Por la forma en la que está narrada y estructurada, es una novela tan amena que a pesar de la extensión con la que cuenta, se me ha hecho corta. Como siempre, esta sensación es una cuestión de perspectiva puesto que he tardado más de lo que me hubiera gustado en leer una historia tan adictiva como esta, pero a pesar de no poder pillar el libro en que cada momento libre que tenía, me metía en la lectura con una facilidad alucinante pese a que pasaran varios días sin poder leerla. Y esto, hay que reconocerlo, es mérito de la autora por su habilidad para enganchar o ir enlazando los diferentes pasajes o tramos de tensión en la novela. El estilo de Nira Strauss es completamente distendido, pensado para entretener y provocar ganas de leer, con muchísimos diálogos y situaciones cómicas o divertidas, mientras va creando personajes encantadores llenos de carisma y con una personalidad tan intensa que nos encandilan desde la primera escena en la que aparecen.

Por otra parte, la autora cuida los detalles con mucho ojo a golpe de documentación, desarrolla en profundidad muchas de las facetas de los personajes principales, los construye de forma tridimensional, dándoles un contexto con historia personal y circunstancias familiares concretas y bien pensadas para lograr que los queramos sin que nos enteremos del cariño que les estamos cogiendo. Esto a su vez hace que nos interesemos por ellos y que disfrutemos con sus movidas. Porque si algo le gusta a esta autora es meter a sus protas femeninas en muchas movidas, dotar a sus protas masculinos con personalidades arrolladoras y, en definitiva, salsear todo lo posible con dos personajes opuestos, como motor principal de la trama. Se nota que Nira Strauss disfruta salseando y lo transmite a las mil maravillas al papel, así que es un poquito difícil no dejarse llevar por ese buenrollismo que impregna cada página de sus libros.

9/10

Resumiendo un poco lo anterior, este libro es puro entretenimiento, literatura de aventuras con intención de que disfrutemos de las páginas de humor que nos proporcionan Nailah y Geb, con el objetivo de que nos alejemos de nuestra realidad sin abandonarla del todo, metiéndonos en una historia de fantasía que estoy segura de que os proporcionará emociones muy reales. Como todo lo que escriba Nira Strauss, este libro pasa a ser una de mis recomendaciones porque lo que me he encontrado en sus páginas es exactamente lo que esperaba encontrarme: mucha aventura, personajes majísimos, romance muy cuqui y mucha mucha magia y fantasía por todas partes, que para más deleite, se recrea en la mitología de una de mis culturas favoritas. Así que si ha sido todo un acierto para mí, estoy segura de que lo será para cualquier lector con mis mismas preferencias.

*Por último, muchísimas gracias a Ediciones Freya por el envío del ejemplar con el que haber podido disfrutar tanto con esta historia.




Otras novelas de la autora reseñadas en el blog

¿Conocéis a la autora o la acabáis de fichar?

¿Os gustan las historias románticas de fantasía?

miércoles, 6 de julio de 2022

RESEÑA La Princesa de Invierno


Autora: Paula Gallego

Editorial: Ediciones Kiwi, 2022
Corrección:
Rústica con solapas /Ebook, 686 págs.
Hielo y Traición #1

Género: Fantasía, Aventura, Romance Young Adult

Tras su última conquista, el joven rey Soren de Runáh se ha labrado muchos enemigos. Para acercarse al pueblo y darle esperanza, decide convocar un torneo al que cualquier hombre o mujer podrá presentarse. El vencedor tendrá siete días para ganarse el corazón del soberano y reinar a su lado.

La princesa Elara forma parte de una familia de mujeres poderosas en Larisia. Su abuela es una gran lectora de estrellas muy querida por el pueblo y una de sus madres ganó el derecho a gobernar cuando era joven, igual que lo hizo ella después.

Cuando Elara descubra que quizá exista una forma de volver a ser la reina que los suyos necesitan, no dudará en presentarse al torneo. Sin embargo, el rey ya la conoce, pues se enfrentaron en un duelo a muerte que el destino, la suerte o la traición quisieron anular. Por eso, para que no la descubra, tendrá que ocultar su identidad.

Soren intentará conservar la cabeza, y también el corazón, en una corte cada vez más peligrosa desde que la princesa está cerca. Elara luchará para recuperar la corona que le han arrebatado, incluso si eso significa unirse al traidor que destronó a su madre.

No me voy a entretener enumerando todas las novelas de Paula Gallego que he leído hasta el momento, prácticamente todo lo que tiene publicado (aunque seguro que son menos que las que me quedan por leer en el futuro) pero basta que echéis un vistazo a las portadas enlazadas a las reseñas de más abajo para que os hagáis una idea de lo muchísimo que disfruto leyendo a esta autora y por qué es una de mis favoritas desde hace ya varios años. La publicación de esta nueva historia me pilló casi por sorpresa y me quedé en shock cuando vi la preciosidad estilo anime que tiene por cubierta. Otro shock que me llevé fue cuando por fin tuve la novela en mis manos y vi el grosor del libro, porque creo que hasta ahora es la novela más extensa de Paula Gallego y debo decir que el tamaño puede llegar a impresionar.

Sin embargo, a nivel estructural es una novela coral en la que cada capítulo está narrado desde la perspectiva de un personaje distinto aunque con la voz de un narrador omnisciente, así que entre eso y que la extensión de cada capítulo es más que razonable de unas cuantas páginas, la verdad es que vuelan sin que nos demos cuenta. Si a eso le añadimos una trama de lo más adictiva, con varias subtramas abiertas, aventuras y desventuras de cada uno de los personajes y un estilo tan dinámico que es imposible aburrirse, os aseguro que lo único que notaréis de las más de 600 páginas que tiene va a ser el peso, porque el interior es lectura ligera y rápida. Además, siendo ya fiel a su estilo, Paula Gallego escribe de forma ágil y resuelta, por lo que es más sencillo ir avanzando en los capítulos por el ansia de saber qué va a pasar a continuación sin que nos cueste otra media hora de lectura en el caso de que dispongamos de ratitos cortos de tiempo libre, como es mi caso.

En cuanto a la historia en sí misma, digamos que hay varios personajes principales pero dos soberanos protagonistas, que para eso acaparan la portada, y más concretamente, ella. Elara es una princesa guerrera, cuyo objetivo ahora mismo consiste en recuperar el reino que el rey Soren, que le da la espalda, les ha arrebatado tras una derrota en una desastrosa batalla para los …. En lo que a él respecta, y como parte de la celebración de su victoria, el rey Soren decide que ya es hora de casarse y para buscar consorte organiza una especie de juegos y pruebas, cada cual más peligroso que el anterior, para encontrar al caballero o dama de cualquier punto del mapa que sea digno o digna de su mano. Así que aquí Elara ve la oportunidad perfecta de acercarse al rey sin levantar sospechas y además de ganarse el respeto y el temor de sus enemigos a medida que va superando las pruebas y fascinando a Soren con esa actitud tan misteriosa con la que llega la princesa a su corte, empezando por su identidad falsa. ¿A que es una premisa de lo más emocionante? Pues ese punto adictivo queda completamente plasmado en el papel y la trama principal nos engulle desde el principio, aunque a mayores también tengamos más personajes con sus propias historias envolviendo a estos dos.

Como digo, a su alrededor y al lado de cada uno de ellos, tanto Soren como Elara cuentan con gente de confianza (y también de traidores, por supuesto). Hay personajes enigmáticos, otros que inspiran lástima y algún otro a quien me gustaría zarandear de lo frustrante que puede llegan a ser. A consecuencia de la facilidad que da retomar cada capítulo con un personaje distinto, podemos ser testigos de varias subtramas tan interesantes o más como la propia trama principal. ¿O acaso no es adictivo ver cómo logrará Amaltea escapar del barco pirata de esclavistas que la tiene cautiva sin caer víctima también del encanto embaucador de Caleb, su “salvador”? Otros personajes simplemente son fascinantes, como Gris, que de lo ambiguos que son, como su propio nombre indica, no sabes ni qué color juegan en el tablero. Todo ello nos da un abanico de posibilidades, de alianzas y de traiciones que nos obliga a leer para poder saciar esa sed de curiosidad que impregna todo el libro, porque en una novela de estas características, más allá del worldbuilding propiamente dicho y de querer conocer cómo son los reinos y los mundos que una autora ha creado, lo que nos mueve por dentro las ganas de leer en realidad es un buen tapiz de hilos entretejidos con las relaciones que se van estableciendo entre los diversos personajes. 

En este punto Paula Gallego es una experta porque no es la primera vez que retrata tantísimas personalidades en un solo libro, y si encima tenemos en cuenta lo que se puede liar la cosa en la continuación pues, seamos sinceros, esto es dinamita y una vez que hemos empezado a leer, la mecha va avanzando rápidamente.

9/10

Dicho de otro modo, en este primer volumen de la bilogía encontrareis una historia adictiva, llena de aventuras en un mundo de fantasía, de traiciones que no se ven venir y de alianzas inesperadas, de personajes grises e inolvidables, de esos que te hacen sufrir con cada caída y te hacen emocionarte con cada escena de shippeo continuo. En definitiva, tiene un poco de todo y todo muy bien dosificado, como suele ser habitual en cualquier novela de Paula Gallego, así que tanto si ya conocéis su pluma como si estáis pensando en repetir con ella, esta novela es una apuesta segura para cualquier lector de fantasía young adult. Estoy deseando continuar con el final de la bilogía pero por el momento, me conformaré con recomendar una y otra vez este primer libros y a su autora.

*Por último, muchísimas gracias a Ediciones Kiwi y a Paula Gallego por el envío del ejemplar.

**Las ilustraciones utilizadas para decorar esta opinión son obra de la artista Inma Moya, también artífice de la ilustración de la portada.




Otras novelas de la autora reseñadas en el blog





¿Habéis leído alguna otra historia de la autora?

¿Os gustan las novelas de fantasía que se salen de lo establecido?

domingo, 26 de junio de 2022

RESEÑA Diez Días de Ingravidez


Autora:
Clara Estival
Editorial: Esencia (Grupo Planeta), 2021
Tapa Blanda /Ebook, 304 págs.
Serie Diez Días #1
Género: Romántica, Contemporánea, Realista, Erótica

Cuando Valentina, primera astronauta española, es elegida para ir al espacio, ve cumplido el sueño de su infancia.

Tras dos años de formación junto al piloto Matt Hausberg, al fin está preparada para una misión de diez días. Hasta ahora, y para permanecer en el programa, ambos han logrado mantener separada su vida laboral de la sentimental, a pesar de la fuerte atracción mutua que sienten. Sin embargo, una vez en el espacio entran en una montaña rusa emocional que los lleva a desafiar las reglas no escritas de la NASA al respecto…, aunque ellos mismos desconocen que forman parte de una misión secreta.

Hace un par de años, en plena pandemia, si mal no recuerdo, encontré de casualidad una cuenta de Instagram súper alegre de una autora a la que no conocía de nada pero que en aquellos meses tan deprimentes me daba un buen rollo y una alegría increíbles con tanto colorín por todas partes. Casi al mismo tiempo descubrí que estaba preparando el pistoletazo de salida de una serie de novelas románticas que tendría en común un plazo: diez días. Para ello, ofrecía gratuitamente el relato que sería la antesala de lo que estaría por llegar titula Diez días de sabor y que para mí sería el rito de iniciación para averiguar si me gustaría leer algo más de una nueva pluma dentro del género. Acerté, Clara Estival se unió a mi lista de autoras a tener en cuenta y desde entonces siempre me ha gustado seguir de cerca su contenido.

Así llegamos a este año, ya que hace unos meses se publicó la que es ya la segunda novela de la serie y yo he tenido el privilegio de poder leer ambas de seguido, sin tener que esperar y recibiendo los libros en paquete lleno de cariño y de detalles que me han hecho ilusionarme un montón con la lectura, que el contexto y el momento en el que pillemos un libro cuenta muchísimo también. En esta primera novela lo primero que llama la atención es la portada, en la que dos astronautas se lo están pasando muy bien por ahí por el espacio. Son muchas las historias que recibimos de cualquier medio, visual o escrito, en las que hay ciencia ficción, viajes en naves, misiones espaciales… pero si intentáis pensar en todas aquellas en las que pueda centrarse en el amor, os daréis cuenta de que cuesta sacar todos los dedos de una mano. Así que a mí esta portada y la premisa con la que parte la novela ya me atraía de por sí solo por salirse de lo común, que muchas veces es lo único que pido al género romántico, siendo consciente de lo difícil que es lograrlo. 

Para mí, más allá de la trama entretenida y del contexto en el que se desarrolla el romance, que me parece de lo más atrevido, el gran hándicap que me ha impedido disfrutar a tope de una historia completamente disfrutable para cualquier lector del género han sido los propios protagonistas. Tampoco sabría decir exactamente que me ha fallado de ellos pero supongo que por sus personalidades no me han terminado de caer lo suficientemente bien o de interesarme tanto como me habría gustado. Hay veces que simplemente no se conecta con los personajes y no es por nada concreto. Estoy segura de que cualquier otro lector opinará exactamente lo contrario que yo, que son geniales y que le han llegado al corazón, y tendrá toda la razón porque tanto Valentina como Matt tienen cualidades para ganárselo. Pero por lo que sea, a mí no me ha ocurrido. Por lo tanto, una vez que se establece la relación entre ellos, mi atención ha decaído considerablemente porque el único aliciente que podía tener para engancharme era ver cómo acaban juntos.

Siempre he sido una lectora más de slow burn y aunque aquí se hace un amago de rivals to lovers, porque la propia competición en la carrera espacial así lo exige desde el inicio, pronto se ve la atracción y pasa a ser patente que ya son pareja aunque no estén juntos estrictamente hablando. No es que reste interés a la evolución de ambos como dúo, pero soy ese tipo de lectora que necesita más tiempo conocer a la pareja por separado antes de querer que se junten. Aunque no me malinterpretéis: ni es un instalove en absoluto ni la relación se desarrolla de forma precipitada. En realidad, la autora se toma su tiempo para que Valentina y Matt encaje como compañeros de misión y también de vida, y poco a poco vamos sabiendo más cosillas de ellos. 

Por lo demás, puedo mencionar que el estilo de la autora, más allá de la trama, es lo que realmente me ha hecho disfrutar de esta novela. Tiene una soltura y una agilidad que hace que la trama avance a buen ritmo, sin largos periodos de páginas en los que no ocurra nada relevante, todo va hacia delante y todo va fluyendo sin apenas esfuerzo por querer seguir leyendo. Para mí eso ya es mucho, teniendo en cuenta que atravieso un bloqueo lector que ya dura meses y que me impide disfrutar al cien por cien de los libros que caen en mis manos, así que me parece que tiene doble mérito haberme hecho sentir ganas de agarrar el libro en cualquier ratito que tenía libre. Por lo tanto, cualquiera que se acerque a esta novela de Clara de Estival con la intención de encontrar una trama interesante, una lectura rápida y entretenida y unos personajes bien estructurados, puede tener la tranquilidad de que saldrá encantado de este libro.

6/10

Dicho de otro modo, en pocas páginas os encontraréis entretenimiento, romance y un contexto original que se vuelve más y más interesante a medida que avanza la novela. Gustos aparte, los personajes tienen carisma y una historia personal detrás que apoya su forma de ser y cómo gestionan sus sentimientos. Seguramente esta misma historia en manos de un ávido lector de romántica brille con más intensidad pese a que mí no me haya deslumbrado, pero sí que me ha servido para lo que yo necesito cualquier lectura: pasar un buen rato. A veces la intención misma de los autores no es otra que esa, así que por mi parte quedo satisfecha y con la intención de recomendar a esta autora y esta novela en concreto a todo aquel que crea que le pueda gustar.

*Por último, muchísimas gracias a Clara Estival por el envío del ejemplar con todo ese cariño.




Otras novelas de la autora reseñadas en el blog

¿Habéis leído alguna otra historia de la autora?

¿Os gustan las novelas con escenarios espaciales?